Tour por mi ciudad….. El Pueblo de Xoco

La Ciudad de México no solo es una de las urbes más bioculturales de todo el mundo, también contiene mucha historia de este maravilloso país. Ustedes no están para saberlo, ni yo para contarlo, pero amo mi ciudad, amo México y siempre que tengo la oportunidad me salgo con mi bici a dar la vuelta para conocer y saber nuevas cosas de mi ciudad.

La capital es muy pequeña en territorio, pero muy grande en población, para muchas personas es una ciudad muy conflictiva, llena de tráfico, mal humor, mal clima y contaminación. Para mí no, yo veo cultura, color y lleno de rincones por descubrir. Cómo les decía, esta vez me fui con mi bici a dar un roll (la vuelta, paseo o como se le digan en su respectivos países) a la colonia Xoco la cual se encuentra a 30 minutos del centro de la ciudad.

Esquina Avenida Cuauhtemoc esquina con eje 8 INICIO DE LA COLONIA XOCO

Xoco

Recorrer los callejones de esta colonia te hace viajar a un pueblo mágico del país, sus vías son muy pequeñas y las casas tienen fachadas muy campirescas, algunas están decoradas con adoquín y tienen un balcón de herrería con plantas llenas de texturas y formas, otras solo tienen una ligera capa de pintura y algunas no están terminadas de construir.

En la época de México-prehispánico, Xoco era un pueblo el cual vivía gracias a las aguas de extenso Río de Churubusco, de aquí su nombre ya que en Nahuatl su significado es Agua. Si lo comparamos con otros pueblos no era tan grande (en cuestión territorial), pero si tenía importancia ya que sus tierras eran muy fértiles, era conocido por sus cultivos frutales. Con el transcurso de los años, este pueblo fue evolucionando hasta que en la época Porfiriana se convirtió en un pueblo que repartía pastorales a zonas como La Noria y era el principal productor de pulque.

Yo entré con mi bici por la calle de San Felipe. Mi primera parada fue la Capilla de San Sebastian Mártir. Por lo que entendí la iglesia estaba en remodelación ya que quedó dañada por las construcciones de un rascacielos que se encuentra en la parte trasera.

Esta iglesia se edificó en 1663 y pertenecía a los terrenos de la hacienda de Xoco. Es una capilla muy antigua, a la entrada podrás encontrar una cruz la cual daba la separación entre panteón e iglesia. Hoy el panteón y la capilla están separadas por dos casas y una escuela primaria.

La iglesia tiene un atrio el cual es ocupado como estacionamiento, dos torres en cada esquina componen un pequeño campanario el cual 15 min antes anuncia que se llevará acabo la misa.

Después me salí y fui a la Cineteca nacional la cual proyecta películas culturales o independientes tanto de México como de todo el mundo y es un gran punto de referencia para todo esos cinéfilos de corazón.

Recuerdo cuando mis tíos (hermanos de mi mamá) me contaba que su primera vez en la Cineteca fue cuando se estrenó la guerra de las galaxias (Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza) . Ellos fueron en 1977, pero 3 años antes fue la primera vez que la Cineteca abrió sus puertas con la película El compadre Mendoza (1933), de Fernando de Fuente.

Resultado de imagen para cineteca nacional
Imagen relacionada

Hoy en día la Cineteca ya no luce igual, hace 10 años tuvo una gran transformación: crearon 4 salas más, una sala al aire libre, la cual expone de manera gratuita documentales o películas culturales. Lo bonito de esto es que puedes llegar agarrar un petate (un tapete hecho por indígenas) comprar tus palomitas y acostarte a disfrutar del filme, pero eso si no te recomiendo mucho ir en temporada de lluvias.

Saliendo de la cineteca decidí rodar por sus vialidades, algo que vi es que sus calles están llenas de grafítis y los vecinos decidieron quitarlos de una forma particular…. poniendo arte urbano con un mensaje en particular. La primera imagen que vi fue del 2 de octubre (matanza en Tlatelolco, después los mismos vecinos se estaban organizando para ver qué imágenes iban a plasmar y cómo le iban hacer con la pintura.

vecinos cambiando grafítis por arte urbano

Terminando el pequeño tour se me antojó una rica botana mexicana, o sea unas papas con salsa valentina. Mientras comía admiraba mi panorama y me puse a pensar cómo la gran urbe mexicana está creciendo, sin contaminar a los pueblos que aún sobreviven en esta ciudad. Algo curioso de este pueblo es que en los límites se puede admirar los grandes edificios y la construcción de un futuro rascacielos y en el centro está el barrio, sus coloridas calles, su capilla y panteón.

Esto es la CDMX y por eso somos la ciudad más biocultural, puedes encontrar una urbe llena de tecnología e innovación, también puedes encontrar pueblos llenos de historia, cultura y tradición.

Xoco en pocas palabras

P.D. Con este post doy inicio a una serie de publicaciones en el cual escribo sobre pueblos, colonias y puntos de interés dentro de la Ciudad de México. El objetivo de esto es que si tu quieres conocer más de la CDMX te animes a perderte con estos datos, y si tu radicas aquí, te a salir y convertirte en turista de tu propia ciudad.

Próximo post: Pueblo de Santa Cruz Atoyac y Colonia General Anaya

Autor: jely

Mujer, mexicana, periodista, bloggera, me especializo en estilo de vida y viajes. Doy tips para llevar una vida más placentera, te hago mas faciles, economicos y divertidos tus viajes.... todo esto le doy un enfoque hacia las mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .