Dos de febrero… día de ¿vestir al Niño Dios?

Experiencias, México, Mexico kitsch, Viajes