Un mes fuera de casa

México, Viajes

Ya llevo un mes viviendo en Oaxaca, confieso que este es el tiempo más largo que estoy fuera de mi casa ya que el récord era 15 días. Extraño mucho el ritmo de la ciudad, su movimiento, sus olores, su ruido, el frío de esta temporada y todo lo que conlleva a una gran metrópoli.

Las Mañanas en Oaxaca

En el tiempo que llevo aquí, a veces siento que las semanas avanzan muy rápido, en cambio otros pasan muy lento. Mi forma de despertar son totalmente diferente a los de la Ciudad: el rebuznar del burro del lote de atrás, es el encargado de despertarme; mientras que en la ciudad los pitidos de los carros me daban a entender que ya era momento. Los desayunos son un poco más orgánicos: Huevos con queso (puede ser chiapaneco o oaxaqueño), café recién hecho acompañados por pan de yema. Para mí esto es complicado, no lo voy a negar siento que he ganado unos kilos de más. Eso si mientras desayuno, escucho el radio de la localidad para saber qué es lo que está pasando.

pan de yema

También cambió la forma de ir a mi trabajo: Si usted es un seguidor de este blog, sabe que mi principal medio de transporte es la bici. En mi penúltimo post les comenté que me había traído mi bici, pero con tanto movimiento se rompió la palanca de velocidades, esto hace que la cadena se caiga y me impida a seguir avanzando, por lo tanto la llevé con un técnico y sólo me pudo decir “aquí en Oaxaca no vas a encontrar esa pieza”. Ya llevo más de 20 días sin rodar. 😦

Así quedó mi bici

Por trabajo tengo que ir algunas oficinas gubernamentales, en el tiempo que me hacen esperar me fijé en varias cosas:

  1. A las mujeres les gusta usar huipiles
  2. A pesar de ser gobierno, la gente es muy amable. En la CDMX no tanto
  3. El logo de Oaxaca de Juarez es una cabeza degollada (aquí abajo les enseño
La leyenda de la princesa Donají La... - Oaxaca y sus 8 Regiones Cultura,  Mitos & Leyenda | Facebook

Esto realmente llamó mi atención ya que varias preguntas llegaron a mi cabeza cómo: ¿ quién era esa señora?, ¿ por qué es importante? Como dicen en mi pueblo, preguntando se llega a Roma, así que empecé a investigar. La dueña de esa cabeza es nada más y nada menos que la Princesa Donají, hija de un rey Zapoteca. Los Oaxaqueños la veneran mucho por la razón de la historia:

La leyenda cuenta que un día los Mixtecos decidieron hacer la guerra con los Zapotecos, ellos se defendieron a más no poder. Donaji era una mujer década a su gente y decidió salir ayudar. Los enemigos, al ver que era muy amada por su pueblo la secuestran, como recompensa piden la derrota de los zapotecos a cambio de su princesa. Como decía mi abuela nunca confíes en un bandido, y los zapotecas al declararse perdedores pedían la liberación de su princesa, lo cual nunca llegó ya que el pueblo enemigo la degolló y solo entregó su cuerpo. El tiempo pasó y la conquista de los españoles había llegado, un pastorcillo sacó a sus animales a comer, de la nada vio cómo un árbol crecía y decidió dar parte a los altos mandos. La sorpresa de todos fue que las raíces de ese árbol venían de la oreja de la princesa zapoteca, así como la imagen anterior.

Esto realmente me sorprende, en otras ciudades que visité, el emblema suele ser un escudo de la época colonial, algún animal que se da en la región, en fin. Pero esta leyenda creo que representa al pueblo Zapoteca con gran dignidad. O ustedes ¿qué opinan??

Sé que no hay mucho que contar, entre el COVID y el trabajo no tengo tiempo para salir. Creo que la aventura se paró un poco, pero así es la vida no?? Hay días llenos de aventuras y otros no tanto.

Nos vemos en el siguiente post

Aquí la prueba de mis kilos de más

Timeline…. Vela Zapoteca en la CDMX (+ fotos)

Experiencias, México, Viajes

Sábado 9 de Noviembre

  • 10:00 pm: El cielo está muy obscuro, no parece ser las 10 de la noche. Yo me encuentro en el atrio del Salón Casino Militar en campo Marte, el cual esta en la zona centro de la Ciudad. Esta vez el Istmo de Tehuantepec vino hacia mí por medio de una fiesta llamada vela y yo estoy más que preparada para empezar a llenarme de sones, comida y mucha cultura.
  • 10:30 pm: ¡y el baile acaba de empezar!, esta vez vine acompañando a mis papás a la fiesta. Mientras ellos bailan yo admiro los adornos del salón. En el techo pusieron papel picado el cual tenía grabado algunas imágenes en particular y la leyenda “Vela Zapoteca Istmeña”. En los centros de mesa, un arreglo floral y dos banderines, unos decían lo mismo que los papeles picados y otros la imagen de la mayordoma de la fiesta. En Oaxaca el mayordomo es quien paga todo el evento. En este caso él no pago todo el evento, cada invitado tuvo que pagar su boleto de entrada.
  • 11:00 pm: Vamos a cenar un menú de tres tiempos. En México, cuando vas a una fiesta en salón, te dan de comer: Crema, pasta fría y carne con algún puré, esta vez no fue la excepción. Antes de esto degusté un rico aperitivo me eche un típico tamal de mole.
  • 11:30 pm : Panza llena, corazón contento ahora si vamos a bailar…… La gente que está en la pista estaba muy animada, entre sones istmeños y ritmos muy provenientes de la zona de tehuantepec. Canciones que cuentan la vida en el istmo….
  • 12:00 am: Me encanta cómo me veo, hoy traigo puesto un traje de gala de tehuantepec, está bordado a mano. Mi padre me lo regaló hace varios años atrás y por la advertencia que me hizo me la tomé muy a pecho (en serio). Este vestido se convirtió en mi herencia ya que la prenda tiene un valor entre 10 mil a 15 mil pesos mexicanos (800 usd) También hay opciones más económicas, son vestidos hechos a máquina y cuestan entre 5 a 8 mil pesos (400 usd). Yo hice una modificacion y me puse un corset el cual cuesta entre 1500 a 3 mil.
  • 12:30 am: Empieza el desfile de señoritas el cual es encabezado por la reina de fiesta. En esta ocasión es la mayordoma. Las primeras en desfilar son las más jóvenes y mientras avanzan va aumentando la edad. Después de desfilar las señoritas se voltean a ver a la gente y empieza aventar frutas, dulces o algún otro regalo. Esto se le llama redada de fruta y es una forma de agradecer a la gente que fue.
  • 1:30 am: Después de la redada la gente seguí bailando. Es muy chistoso escuchar canciones de los ángeles azules al son istmeño. Venir a este tipo de fiestas te hace viajar sin necesidad de salir de casa. Creo que las fiestas regionales, no sólo de México, sino de todo el mundo te ayudan a conocer más un país. Convivir con personas de la zona, mezclarte te hace valorar más el momento.

POr cierto aquí les dejo una canción que le gusta mucho a mi familia